España vista por sus intelectuales_final.indd

España vista por sus intelectuales

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2015)

Nº PÁGINAS268 págs.

PRECIO PAPEL17,50 €

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A juzgar por la preocupación que han mostrado los intelectuales, puede decirse que España siempre ha sido un problema. Y esa reflexión sobre la identidad nacional, sobre su continuidad histórica o el debate en torno a los separatismos no comenzó a raíz de desastre del 98 ni terminó con la aprobación de la última Constitución. Es más: los hechos sociales y políticos de los últimos años han vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de aclarar el concepto de España y sus implicaciones y, por tanto, obligan a acudir a la tradición cultural para hallar soluciones a los dilemas de hoy.

Balmes, Maragall, Ortega, Marías o Trías son algunos de los pensadores que han sentido la responsabilidad de profundizar sobre el ser español, sin prejuicios ideológicos ni obligaciones partidistas. En este libro, que recoge las ponencias del último Congreso de la Asociación Española de Personalismo, se repasan las líneas y argumentos que han defendido estos y otros autores, destacando su honestidad intelectual y su profundo afecto por el país. Ha sido un acierto apostar por pensadores ideológicamente heterogéneos, pues junto a los mencionados se estudian también las tesis de García-Morente o Azaña, las de exiliados como Gaos o de escritores como Jiménez Lozano. Se logra de ese modo una visión completa y no sesgada.

No se evitan en estos análisis las polémicas, y pese a que la profundidad puede variar, en todos los casos existen aspectos interesantes, tanto desde una perspectiva histórica (España y el cristianismo o la supuesta anormalidad de la nación española) como política o social (el progreso o desarrollo del país). Queda suficientemente claro que la defensa de la identidad española y de su integridad –sea cual sea el criterio que se tenga en cuenta– no puede identificarse con una determinada opción política más conservadora.

La lectura de estas páginas puede resultar orientadora en la actualidad, tanto para el ciudadano como para quienes desempeñan algún cargo público. En un momento en que se han enardecido tantas pasiones y está tan caldeada la discusión pública, elevar un poco los ojos y mirar con esa perspectiva más amplia que permite la filosofía y el pensamiento resulta aconsejable y útil para atinar, con mayor prudencia, sobre las decisiones. Por encima de la pelea, la competencia política o el discurso público, tendría que reivindicarse la conciliación, una meta de los autores que aquí se estudian, lo que fomentaría el proyecto de una España amplia, inclusiva y cívicamente madura.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares