El librero de Selinunte

Gadir. Madrid (2007). 120 págs. 15 €. Traducción: Elena Martínez.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Roberto Vecchioni (Milán, 1943) es un conocido cantautor italiano que también cuenta con una merecida fama en el mundo de las letras. El librero de Selinunte (2004), su primera novela editada en español, es una fábula amable, bien intencionada, poética y reflexiva sobre el valor de los libros y de las personas que los dan a conocer. Un canto a la necesidad de las palabras para que el mundo sea real y humano.

El cuento lo protagoniza el propio narrador, Nicolino, un chico de 13 años que vive en una pequeña ciudad siciliana asomada al mar y cargada de regustos por su antigüedad griega. Se apasiona, como inquieto adolescente, por los libros y las sesiones de lectura -Sófocles, Safo, Dante, Shakespeare, Tolstoi, Pessoa, Leopardo, Borges…- que cada noche organiza un extraño, solitario y rechazado librero que se acaba de instalar en la ciudad. La historia toma un mágico desarrollo, en el que también se hace presente el amor de Nicolino por Prímula.

Aunque quizás la evolución del argumento no llega a encender toda la emoción que podría esperarse de un tema tan atractivo, se inicia con un planteamiento interesante, tiene una dinámica atractiva y la conclusión está abocada al buen fin de las fábulas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares