El infierno imbécil

El Aleph. Barcelona (2008). 315 págs. 20 €. Traducción: José Manuel Álvarez Flórez.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El novelista Martin Amis (Oxford, 1949), uno de los narradores británicos con más prestigio y proyección internacional, ha compaginado su dedicación a la literatura con su trabajo como periodista, crítico y profesor. Este volumen reúne una serie de artículos sobre Estados Unidos, publicados en diferentes revistas durante los años 80. Y aunque ha transcurrido mucho tiempo desde su primera edición, los artículos mantienen vivo su interés y su calidad.

El infierno imbécil ofrece una imagen desapasionada, irónica y crítica de la vida en Estados Unidos y de algunos de sus escritores más influyentes. En los artículos de temática literaria, Amis combina el reportaje periodístico con la crítica literaria, salpicando los artículos con sus valoraciones críticas, que demuestran un sobresaliente conocimiento de la vida literaria estadounidense y de sus tics sociales y políticos,. El resultado son unos artículos interesantes y muy amenos, aunque hayan cambiado las circunstancias sociales y aunque la mayoría de los escritores de los que habla hayan fallecido hace ya años.

Son muchos los escritores que aparecen en estas páginas. Con algunos mantiene entretenidas entrevistas que sirven para explicar su carácter. Por ejemplo, de Truman Capote se dice lo siguiente: “Pese a toda su fragilidad, Capote es un vivales, listo y seguro de sí mismo. Es evidente que dedica meses a planear la promoción de cada libro”. En estos artículos demuestra su oficio como crítico literario, destacando las luces y sombras de su literatura, como hace con Saul Bellow, Norman Mailer, Gore Vidal, Kurt Vonnegut, John Updike, Paul Theroux, Joan Didion, Philip Roth. Sobre la obra de William Burroughs se muestra contundente: “La mayoría de Burroughs es basura, y una basura indolentemente obsesiva. Podrías prescindir de toda ella sin que disminuyese el estatus que él tiene como escritor. Pero los trozos buenos son buenos”.

También resultan muy entretenidos sus reportajes sobre directores de cine -Brian de Palma, Steven Spielberg-, sobre la irrupción del SIDA en la comunidad gay de California, sobre la campaña electoral en la que Reagan se proclamó presidente de Estados Unidos, sobre la presencia de la Derecha Evangélica en la vida política y sobre personajes tan esperpénticos como el fundador del imperio Playboy. Todos juntos, definen algunos rasgos de la vida americana que, además, se han exportado por todo el mundo. Como escribe Amis en el prólogo, “sé que los Estados Unidos sólo se pueden abordar aproximándose a ellos desde una docena de direcciones distintas como mínimo”. Y eso es este libro: una personal indagación, no exenta de planteamientos polémicos, sobre algunos de los fenómenos culturales que mejor definen la idiosincrasia norteamericana, antes y ahora.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares