Cinco clásicos italianos

Cinco clásicos italianos

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2020)

Nº PÁGINAS186 págs.

PRECIO PAPEL15 €

PRECIO DIGITAL7,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En la misma línea de obras anteriores, como la dedicada a los escritores rusos, Mariano Fazio nos ofrece ahora este espléndido viaje a través de cinco libros inmortales de la literatura italiana: la Divina Comedia, de Dante; Los novios, de Manzoni; Las aventuras de Pinocho, de Collodi; Corazón, de De Amicis, y las historias de Don Camilo y Peponne, de Guareschi. Escribe el libro como agradecimiento a la tierra donde vive y de donde provienen cuatro de sus bisabuelos, motivo por el cual el Estado italiano le ha reconocido la ciudadanía sin dalla nascita –desde su nacimiento–.

El autor argentino explica los motivos que le han impulsado a escoger estos títulos entre otros posibles. A la preferencia personal se suma el hecho de que esas obras aportan una determinada visión de la historia de Italia. La Divina Comedia se sitúa en los orígenes del italiano moderno, al surgir en una Italia todavía dividida en facciones y que salía de la Edad Media. El autor de Los novios, Manzoni, es un católico ferviente que se muestra partidario acérrimo de la unidad de Italia y que sabe dialogar y hacerse amigo de las personas. Collodi y De Amicis pertenecen a la tradición liberal, pero sus mensajes rezuman espíritu evangélico, quizá sin que ellos lo sepan. Por último, don Camilo y su antagonista, el alcalde comunista de Brescello, presentan a un país salido de la última contienda mundial, en plena Guerra Fría, destruido materialmente, pero con valores morales todavía fuertes.

Estos insignes italianos, a juicio del autor, manifiestan la posibilidad de diálogo, comprensión y convivencia entre personas de sensibilidades culturales distintas. ¿Pero qué clase de diálogo es el que hacen posible? Por un lado, el de la criatura con el Creador (como en la Divina Comedia, las plegarias y el abandono en la Providencia de los personajes de Los novios, así como la emocionante confianza de don Camilo con el Cristo del altar). Por otro, el diálogo que permite la consolidación de la amistad (Dante y Virgilio, los compañeros de clase en la obra de De Amicis, Don Camilo y Peponne). Pero también aparece como instrumento de la mejora del otro, o el que conviene evitar (como el de Pinocho con la tentación).

En definitiva, un ensayo que se lee con mucho agrado, y que nos permite reflexionar ante la belleza de estas magnas obras literarias sobre los grandes temas que conviene no perder nunca de vista y que también interpelan al hombre de hoy.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares