Cartas de sangre Lian Xi

Cartas de sangre

AUTOR

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALBlood Letters. The Untold Story of Lin Zhao, a Martyr in Mao’s China

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2020)

Nº PÁGINAS380 págs.

PRECIO PAPEL29 €

PRECIO DIGITAL9,99 €

TRADUCCIÓN

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Defiendo a cara descubierta la libertad frente al comunismo y frente a la tiranía”, escribió desde la prisión la escritora, periodista y activista china Lin Zhao (1932-1968). Murió fusilada en 1968 y desde entonces se ha convertido en un símbolo de la libertad en su país y del martirio de los cristianos chinos. En 1981, se revisó su caso, fue declarada inocente y rehabilitada. Gracias a ello, devolvieron a su familia los textos que había escrito durante su estancia en la prisión empleando su propia sangre como tinta. De ahí el título de esta biografía escrita por Lian Xi, profesor de la Universidad de Duke, que ha investigado pormenorizadamente su vida.

Excelente estudiante en una escuela metodista de Suzhou, una ciudad cercana a Shanghái, Lin decidió unirse a la causa revolucionaria en 1949. Como muchos otros, ella también vio proximidad entre los valores marxistas y los ideales cristianos. Militante ejemplar, participó como periodista en numerosas campañas del partido y en sus escritos contribuyó a difundir el culto a Mao. Su compromiso político la llevó a romper tanto con su fe como con su familia. Pero a finales de los años cincuenta empezó a cuestionar su entusiasta adhesión al régimen. Después de la falsa apertura iniciada supuestamente con la Campaña de las Cien Flores, Mao desató un programa “antiderechista” con el fin de liquidar a sus opositores. Lin fue delatada por “tener una visión pesimista, aires derrotistas y una imagen incorrecta del amor romántico”.

Como consecuencia de esta acusación, fue detenida en 1960. Decide, entonces, romper con el comunismo y comienza a denunciar en diversas publicaciones la deriva totalitaria del sistema, así como las consecuencias del Gran Salto Adelante, que provocó millones de muertes en todo el país. Tras salir de la cárcel y ser de nuevo detenida, fue finalmente condenada a muerte.

En la cárcel escribió la mayoría de sus cartas y de los escritos –ensayos y poemas– que se han conservado. También recuperó la fe y defendió los valores del cristianismo, en contraposición a los de un comunismo inhumano. Esta biografía, además de presentar la figura de Zhao, explica muy bien el contexto social y político y los principales acontecimientos de la China maoísta.