Windtalkers

Director: John Woo. Guión: John Rice y Joe Batteer. Intérpretes: Nicolas Cage, Adam Beach, Peter Stormare, Noah Emmerich, Mark Ruffalo. 133 min. Jóvenes.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Segunda Guerra Mundial. El ejército estadounidense ha desarrollado un código indescifrable, basado en la lengua de los indios navajos. Los soldados de esta etnia son fundamentales en las operaciones en el Pacífico. Hasta el punto de que cada soldado navajo en primera línea de fuego tiene asignado un compañero, cuya misión es “proteger el código”, o sea, impedir a toda costa que los hombres a su cargo caigan en manos de los japoneses. El film cuenta la historia de dos indios y sus dos protectores.

John Woo añade otra muesca a su etapa norteamericana, tras Broken Arrow, Cara a cara y Misión imposible 2. El director de Hong Kong filma la guerra basándose en un hecho auténtico, conocido sólo recientemente. Y describe el choque de culturas entre los nativos norteamericanos y “el hombre blanco”. Un choque mayor cuando a las diferencias de background se añade una razón por la que conviene no estrechar demasiados los lazos de amistad entre protector y protegido: podría llegar el momento en que “proteger el código” signifique quitar la vida al protegido, y quizá se podría dudar a la hora de apretar el gatillo.

Woo logra un film vibrante, donde plantea la tortura que les supone a los protectores su dilema moral; pero sobre todo la usa como elemento dramático capaz de mantener el interés por la historia. Al final, el director prefiere centrarse en los elementos visuales, en las escenas bélicas, perfectas, y en los ralentíes, humo, cruces… su personalísima marca de fábrica. Y, a pesar de que no faltan los momentos de violencia, obtiene imágenes de subyugante belleza.

José María Aresté