Willard

Director y guionista: Glen Morgan. Intérpretes: Crispin Glover, Laura Elena Harring, R. Lee Ermey, Jackie Burroughs, Kim McKamy, Gus Lynch. 95 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Basada en la película La revolución de las ratas, de Daniel Mann, Willard tiene todos los elementos clásicos de una película del género fantaterror, al estilo de los telefilms norteamericanos de sobremesa de los años setenta. La historia gira en torno a un psicópata, llamado Willard, con rasgos comunes al Normal Bates de Psicosis, película a la que se dedican varios homenajes. Humillado por su jefe y anulado por su madre, Willard encuentra en las ratas de su casa unas fieles aliadas para vengar las vejaciones a las que vive sometido.

Protagonizada por Crispin Glover y con secundarios notables -como Laura Elena Harring o R. Lee Ermey-, la película es correcta, sin excesos ni sustos gratuitos o exagerados, sin sexo y sin gore, con un cierto aire a las películas de Hitchcock. De todas formas, aunque es entretenida a ratos, tampoco pasa de ser una “serie B”. La música recuerda a las cintas de antaño, y la fotografía y dirección artística también se inspiran en el goticismo clásico. Como los grandes títulos del género, Willard plantea que cuando se pacta con el mal, aunque sea por una razón justa, te conviertes en su esclavo para siempre. Es curioso que el bien y el mal y su frontera se representan por una rata blanca y otra oscura.

Juan Orellana