Underworld. Evolution

Guión: Danny McBride y Len Wiseman.
Intérpretes: Kate Beckinsale, Scott Speedman, Tony Curran, Derek Jacobi, Bill Nighy.
Adultos. (VXSD)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Underworld (2003) narraba la guerra a muerte que se desarrollaba desde hacía siglos entre licántropos y vampiros. Selene, bella guerrera vampiro, descubría que no todo era limpio en su bando, y entablaba ilícita amistad con un apuesto licántropo.

Estaba cantado que si la taquilla respondía la película tendría segunda parte. Ya ha llegado en forma de entretenida película de acción que narra la continuación de la guerra entre vampiros y hombres-lobo y el esfuerzo de Selene y su licántropo favorito, Michael, por conseguir la paz entre sus respectivas tribus. La película no tiene más pretensiones que divertir explotando la fórmula de Romeo y Julieta -amores prohibidos por las autoridades-, salpimentada con acción trepidante, múltiples -y muy sangrientos- combates y un aumento significativo de la sensualidad (incluye desnudos). Algunos pueden intentar entender los entresijos del guión, que gira en torno a temas como las compatibilidades sanguíneas entre las dos razas, la posibilidad de tener descendencia común, y la bondad de estos seres. Vana empresa; no hay modo de descubrir las vueltas y revueltas de una historia escrita sobre una consola de los videojuegos.