Tina

Tina

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2021

DURACIÓN 118 min.

PÚBLICOAdultos

CLASIFICACIÓNLenguaje soez, Sensualidad

PLATAFORMAS

ESTRENO21/06/2021

GÉNEROS

GUIONISTAS,

DIRECTORES,

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En 1993, el muy discreto director Brian Gibson (La rockera, Poltergeist II, Coacción a un jurado), presentaba Tina, un biopic sobre la cantante Tina Turner que lanzaría al estrellato inmediato a Angela Bassett y Laurence Fishburne (ambos nominados al Oscar ese mismo año por interpretar a Tina y su marido Ike).

La película se basaba en las impactantes memorias de la artista, publicadas en 1986 bajo el título Yo, Tina, que describían por primera vez los 16 años de maltrato de su marido Ike Turner, su descubridor y compañero de grupo en el exitoso dúo con su mujer. La cantante quería con este libro dar por zanjado ese matrimonio que en 1978 terminó en un divorcio tan desagradable como era previsible. Sin embargo, la realidad es que la obra generó una exitosa película que subrayó aún más el pasado desgraciado de Tina.

Dan Lindsay y TJ Martin son los directores y guionistas de este documental que ha contado con la total implicación de su protagonista. Ambos tienen una brillante trayectoria en común con títulos como La 92 (2017) o Imbatidos (ganador del Oscar al mejor largometraje documental en 2011). Este nuevo retrato de Tina Turner es el más completo que se ha realizado hasta ahora, porque recoge toda su trayectoria artística sin centrarse exclusivamente en los aspectos sensacionalistas.

De esta manera cobra protagonismo su evolución como cantante, que le lleva a innovar en géneros tan dispares como el góspel, el blues, el pop o el rock and roll. Es muy significativa la génesis de uno de sus grandes éxitos: What’s Love Got to Do with It (1984), que cambió radicalmente su carrera artística con un sorprendente giro que fascinó a todo el planeta cuando la solista ya tenía 45 años.

La película tiene una primera parte bien documentada e interesante, pero supera las expectativas en el último tramo. Al igual que en producciones recientes y brillantes de este tipo como Amy (Asif Kapadia, 2015) o Whitney (Kevin McDonald, 2018), Tina ofrece al espectador una edición muy sugerente de fotografías, entrevistas y actuaciones de la cantante que permiten ver la humanidad sin maquillaje de la artista.

La narración de su historia es conmovedora y fascinante, con una veracidad desgarradora que deja ver luces y sombras. Un documental que ahonda en la responsabilidad de esa prensa del corazón empeñada en encadenar a sus estrellas a pasados insuperables.