The Kid

Director: Jon Turteltaub. Guión: Audrey Wells. Intérpretes: Bruce Willis, Spencer Breslin, Emily Mortimer, Lily Tomlin, Jean Smart, Chi McBride, Daniel von Bargen. 104 min. Todos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Russ es un adulto triunfador, que ha llegado a lo más alto como asesor de imagen. Pero basta rascar un poco para ver que quizá no sea tan triunfador después de todo: es el prototipo de cínico perpetuo, no tiene amigos, a las puertas de los 40 años no tiene esposa ni perspectivas serias de formar una familia… Unas extrañas alucinaciones que le acometen de vez en cuando -la visión de un avión del estilo del Barón Rojo, o la de un niño gordito- quizá le den la oportunidad de cambiar.

Jon Turteltaub recupera el excelente pulso para la comedia que demostró en Mientras dormías. En The Kid, contrapone acertadamente los ideales nobles y la ingenuidad de los niños con el cinismo cortante y malhumorado; las reminiscencias del mejor cine de Frank Capra son claras, y la aparición del niño, que resulta ser el propio protagonista con ocho años, remite al entrañable ángel de ¡Qué bello es vivir! Hay buen humor en esta película y una apelación a los mejores sentimientos del espectador. También hay elementos que parecen jugar con las paradojas temporales de Regreso al futuro, pero con una perspectiva distinta: en realidad, no se puede cambiar el pasado, aunque sí está al alcance de todos construir el futuro. Están bien presentes los anhelos, a veces no conscientes, de la infancia, esa etapa de la vida en que éramos inocentes. Como me hacía notar un compañero, el avioncito rojo bien podría ser el equivalente del trineo que Charles Foster Kane añoraba en Ciudadano Kane.

Es de justicia destacar el trabajo de Bruce Willis. Quizá su interpretación no sea memorable, pero da el tipo perfecto de persona normal, cuya vida se ha torcido por tontos complejos. Willis se ha ido construyendo una filmografía muy coherente; evidentemente, muchas de sus películas son prescindibles, pero pienso -y perdón por ponerme a hacer de profeta- que es de esos actores que quedarán en la historia del cine.

José María Aresté

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares