Territorio comanche

Director: Gerardo Herrero. Guión: Salvador García y Arturo Pérez-Reverte. Intérpretes: Imanol Arias, Carmelo Gómez, Cecilia Dopazo, Gastón Pauls, Bruno Todeschini, Mirta Zecevic. 90 min.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ambiciosa coproducción internacional que adapta la popular novela del escritor español Arturo Pérez-Reverte. Describe las andanzas en Sarajevo, en pleno conflicto de Bosnia-Herzegovina, de tres reporteros españoles: una novata y ambiciosa presentadora de televisión, un rudo cámara y un redactor que está de vuelta de todo.

Lo mejor de la película es el meritorio trabajo de ambientación -se rodó en Sarajevo y en otros lugares de Croacia y Bosnia- y la brillante puesta en escena de Gerardo Herrero, que resuelve las secuencias de acción con gran solidez y verosimilitud. En este sentido, la fotografía de Alfredo Mayo, la partitura de Ivan Wyszogrod y los efectos visuales y sonoros son muy eficaces.

Donde la película hace agua es en el aspecto dramático. Fieles a la obra de Pérez-Reverte, el guión, la realización y las interpretaciones adoptan un tono de irritante frialdad ante los hechos que describen. Esta opción evita el sensacionalismo morboso -en este punto, las críticas a las cadenas televisivas son interesantes-, la sensiblería facilona o el análisis ideológico parcial del conflicto de Bosnia. Pero esa frialdad lleva a que se confunda la ponderación y objetividad que debe caracterizar a ese cazador de noticias que es el reportero con la falta de compromiso moral y el cinismo. Quizá responda a la realidad ese retrato patético y desquiciado de la tribu de los reporteros de guerra. Pero se echa en falta algún personaje con más solidez moral, y resulta insistente y artificioso el recurso al sexo explícito y al lenguaje soez.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares