Te querré siempre

Guión: Roberto Rossellini, Vitaliano Brancati. Intérpretes: Ingrid Bergman, George Sanders, Maria Mauban. 80 min.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un matrimonio inglés ha heredado una villa en Italia, cerca de Nápoles. Allí viajan para venderla. Es la ocasión para que suban a la superficie los sentimientos de frustración que su vida londinense ha impedido que afloren.

Una de las mejores películas del maestro Rossellini, casado desde 1950 con Ingrid Bergman hasta que se separaron en 1957. La cinta, estrenada en 1954, tiene una extraordinaria densidad dramática, más llamativa si se considera que exteriormente es una de esas películas donde no pasa nada, y, a la vez, pasa todo.

Sanders (el cínico crítico teatral de Eva al desnudo) y Bergman dan un recital interpretativo en una película rodada de manera exquisita. Su aire neorrealista ayuda a entender que la Nouvelle vague tiene poco de novedoso y no es más que un corolario del trabajo revolucionario de un grupo de directores italianos con De Sica y Rossellini a la cabeza, que revolucionó el lenguaje fílmico.

Bergman protagonizó seis películas de Rossellini y da mucha pena pensar que esta cinta es un eco de lo que estaba ocurriendo en el matrimonio del director y la actriz, pero parece que de algún modo fue así. La secuencia en el museo es digna de ser proyectada en los museos, porque es una joya, algo bellísimo que hace te tiemble todo por dentro.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares