Réquiem por un sueño

TÍTULO ORIGINAL Requiem for a Dream

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Darren Aronofsky. Guión: Hubert Selby Jr. y Darren Aronofsky. Intérpretes: Ellen Burstyn, Jared Leto, Jennifer Connelly, Marlon Wayans, Christopher McDonald, Louise Lasser. 103 min. Adultos.

Hace tres años, el joven cineasta neoyorquino Darren Aronofsky impactó con su alucinante primera película, Pi, sobre la angustiosa espiral hacia la locura de un joven matemático. Con ella ganó el premio al mejor director en el Festival de Sundance 1998. Su segundo largometraje, Réquiem por un sueño, adaptación de la novela homónima de Hubert Selby Jr, ganó la Espiga de Oro en la Seminci de Valladolid 2000 y ha optado al Oscar y al Globo de Oro a la mejor actriz (Ellen Burstyn).

La veterana intérprete da vida magistralmente a Sara, una solitaria viuda, adicta a un concurso televisivo. En su afán por adelgazar, también acaba enganchada a las anfetaminas. Paralela a su tragedia discurre la de su hijo Harry, su novia y el mejor amigo de ambos. Al intentar ganar dinero fácil, los tres jóvenes aterrizan en la zonas más sórdidas de las cloacas de las drogas.

Aronofsky pone el dedo en la llaga al denunciar las falsas esperanzas que generan las adicciones escapistas de la realidad, que conducen a tanta gente a oscuros agujeros de inhumanidad. Sin embargo, su mirada resulta demasiado desesperanzada y algo morbosa en su cruda recreación de la locura, la violencia y la sexualidad salvajes que delimitan la degeración moral de los personajes. Al guión le hubiera venido muy bien algún contrapunto luminoso, y a la agobiante y paranoica realización, plagada de delirantes efectismos, algún momento de reposo, para poder digerir el cúmulo de desgracias que se describen.

Jerónimo José Martín