El cine francés vive momentos de esplendor. Produce películas muy variadas con unos niveles de calidad altos. Logra productos atractivos en el cine de género y una llamativa energía y originalidad en obras más arriesgadas, que suponen internarse en territorios que hay que explorar, porque no se han transitado mucho. En este último apartado se enmarca Polisse. La realizadora, guionista y actriz (interpreta a la fotógrafa que acompaña a unos policías para hacer un reportaje periodístico) nos introduce en el día a día de una unidad policial que se ocupa de la protección de menores. El material que maneja la película es, como se comprenderá, quebradizo. Pederastas, maltratadores, autores y víctimas de abuso de ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.