Carole Franck
Amable comedia dramática sobre el aislamiento rural, poco original en su exposición, encantadora por su reparto.
Una crónica, realista y con humor, de la vida en un hospital, que también plantea cuestiones éticas.
El deterioro físico de una anciana a la que cuida su marido muestra la belleza del amor y la grandeza tierna de la vejez, pero Hanecke pone todo al servicio de una tesis nihilista que recusa la vida cuando aparece el sufrimiento.
Gran película francesa, sincera y dura, sobre una unidad policial protección de menores.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.