Ordet (La Palabra)

Ver y leer: un libro y un DVD

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ordet La PalabraDirector y guionista: Carl Theodor Dreyer. Intérpretes: Birgitte Federspiel, Henrik Malberg, Emil Hass Christensen, Preben Lerdorff Rye. 126 min. Jóvenes. Distribuidora: Filmax.

La película comienza de madrugada. Suena una música bellísima, triste y melancólica. Vemos el exterior de la hermosa, cuidada e imponente casa de campo de los Borgen. Anders, el hijo menor del patriarca Borgen, se percata de que su hermano Johannes no está en su cama. Mira por la ventana y lo ve alejarse de la casa. Los restantes miembros de la familia Borgen se despiertan y salen a buscarle por el camino que da a las dunas.

Johannes está en un promontorio y su voz se alza sobre el viento recio: “¡Ay de vosotros, hipócritas! Y tú, y tú, ¡ay de vuestras dudas! ¡Ay de vosotros porque no creéis en mí, el Cristo resucitado que ha venido a vosotros según el mandato de Aquel que creó el cielo y la tierra! En verdad os digo: el día del juicio se acerca. Dios me ha mandado como profeta delante de su rostro. ¡Ay del que no crea, pues solo los que tienen fe serán admitidos en el reino de los cielos! Amén”.

Johannes vuelve a casa, con la mirada perdida sin apercibirse de la presencia de su padre y hermanos. Tiene 27 años. Sus muchas lecturas en la Universidad de Upsala y el estudio obsesivo de la obra de Kierkegaard le han trastornado de tal manera que se cree Jesucristo. Ha tenido que abandonar los estudios y regresar a la casa paterna. Ya han pasado varios años y Johannes no mejora. Inger, la dulce esposa de Mikkel, el mayor de los hermanos, gesta un hijo que el patriarca de los Borgen espera con gran iusión.

En 1932 Dreyer asistió al estreno teatral de la obra homónima de Kaj Munk, escrita en 1925. Desde entonces quiso llevar al cine esta historia sobre la fe, los milagros, la religiosidad y el amor humano. No se desanimó cuando en 1943 el finlandés Gustav Molander llevó la obra al cine, en una primera versión que Kaj Munk pudo ver antes de ser asesinado -junto con su esposa- por la Gestapo.

En 1955 se estrena “Ordet”, ganadora del León de Oro en Venecia y Globo de Oro a la mejor película en lengua no inglesa, considerada por muchos expertos y aficionados al cine como una de las mejores películas de la historia. La magnífica copia en DVD permite admirar esta obra maestra en la versión original danesa, imprescindible para hacerse cargo de su excepcional calidad.

Alberto Fijo