pexels-photo-4881624

Novedades de cine en plataformas (julio 2021)

Ofrecemos una selección de películas recientemente aparecidas en plataformas digitales.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El agente topo

Directora y guionista: Maite Alberdi. Documental. 90 min. Jóvenes.

Un anciano casi nonagenario se presenta como aspirante para trabajar como espía. ¿Su misión? Recabar datos sobre el tratamiento que recibe una mujer en una residencia de mayores.

Maite Alberdi construye su narración a partir de un personaje entrañable, un viudo que trata de esquivar el duelo a tortas, y de un microcosmos al que miramos con recelo –la ancianidad está mal vista, y las residencias, peor–, pero que se revela lleno de riqueza y de emociones nobles y auténticas. Por lo que cuenta y por la manera de contarlo este documental de ficción es una de las películas más emotivas del año.

La película acierta al señalar lo que perdemos al descuidar a nuestros mayores. Lo hemos aprendido, a golpe de lágrimas, en este año de pandemia. Además de por sus logros de narrativa visual, El agente topo es, por este motivo, la película más valiosa y representativa del año.

 

El padre
The Father

Director: Florian Zeller. Guionistas: Christopher Hampton, Florian Zeller. Intérpretes: Anthony Hopkins, Olivia Colman, Imogen Poots, Mark Gatiss, Olivia Williams, Rufus Sewell. 97 min. Jóvenes.

El octogenario Anthony vive solo en su casa de Londres, aunque su hija Anne está atenta y lo visita con frecuencia. Como ella tiene intención de irse a vivir a París con su pareja, acelera los trámites para buscar a una cuidadora, aunque también planea la posibilidad de ingresarle en una residencia. Anthony se resiste a toda esta atención, desea mantener su independencia, pero resulta evidente que está perdiendo facultades.

Magnífica adaptación de la obra teatral del francés Florian Zeller a cargo del propio autor, quien ha contado con la colaboración de su traductor al inglés –y también dramaturgo, guionista y director– Christopher Hampton.

La película cuenta con apenas seis actores relevantes, pero todos lo hacen muy bien, aunque es de justicia mencionar, además de –por supuesto– a Hopkins, ganador del Oscar por este trabajo, la interpretación de Olivia Colman como la hija: hay expresiones en su rostro que valen más que mil palabras.

 

Todo pasa en Tel Aviv

Director: Sameh Zoabi. Guionistas: Dan Kleinman, Sameh Zoabi. Intérpretes: Kais Nashif, Lubna Azabal, Yaniv Biton, Maisa Abd Elhadi, Nadim Sawalha, Salim Dau, Yousef Sweid, Amer Hlehel, Ashraf Farah, Laëtitia Eïdo. 100 min. Jóvenes.

Simpatiquísima mirada a un conflicto, el de Oriente Medio, que habitualmente se aborda en desgarradores dramas, recurriendo a elementos como guerras y atentados terroristas, y en el que suelen dominar el odio o el rencor.

Sigue a Salam, un inmaduro joven palestino, al que su tío productor le consigue un trabajo de auxiliar en la popular telenovela Arde Tel Aviv, que se filma en Ramallah y en la que una espía palestina debe seducir a un general israelí.

Sameh Zoabi demostró ser un guionista ocurrente al coescribir Idol. Aquí insiste en mirar a las peculiaridades de judíos y palestinos, riéndose suavemente de unos y otros, coescribiendo el libreto y dirigiendo. Y con magnífico ritmo compone un sabio maridaje entre las recreaciones televisivas y el mundo real, en que Salam trata de sentar la cabeza y llegar a la mujer que ama.

 

Judas y el mesías negro
Judas and The Black Messiah

Director: Shaka King. Guionistas: Keith Lucas, Kenneth Lucas, Shaka King, Will Berson. Intérpretes: Daniel Kaluuya, Laiketh Stanfield, Jesse Plemons, Martin Sheen. 126 min. Jóvenes. (Violencia)

El FBI se infiltra en el partido de los Panteras Negras para vigilar a su carismático líder, Fred Hampton.

Destaca la personalidad en la dirección del casi debutante Shaka King, la excelente fotografía de Sean Bobbit y la interpretación de los dos protagonistas: Daniel Kaluuya (ganador del Oscar y del Globo de Oro por este personaje) y Lakeith Stanfield. La película debía emocionar e interpelar al espectador, pero el guion es reiterativo, con poca vida y personalidad en los diálogos. Con todo, es una de las películas del año más reconocidas por la crítica.