Planta permanente

PRODUCCIÓN Argentina – 2019

DURACIÓN 89 min.

DIRECCIÓN

GÉNEROS

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO02/07/2021

Segunda película del argentino Ezequiel Radusky, después de obtener una Mención Especial del Jurado en Cannes con Los dueños (2013).

Lila, la protagonista magníficamente interpretada por Liliana Juárez, lleva 30 años haciendo la limpieza de un edificio estatal. También atiende por iniciativa propia un comedor informal para que cada trabajador pueda tener un rato de descanso a un módico precio. Su ilusión es acertar con los menús de cada uno.

La película recuerda, por su sensibilidad, a títulos latinoamericanos con personajes femeninos desbordantes de bondad y empatía como Conducta de Ernesto Daranas (2014), Una segunda madre de Anna Muylaert (2015), o Roma de Alfonso Cuarón (2018). Aunque quizás en el último tramo se eche en falta el talento e intensidad de la primera parte, la historia de esta mujer está contada con la delicadeza de múltiples detalles interpretativos (la humildad de su mirada, el tono acogedor de su voz, la dignidad de cada gesto). Este drama social llega lejos al mostrar una burocracia deshumanizada, representada en el personaje de la nueva jefa de Lila. Su mitin populista de presentación genera verdadera inquietud en el espectador, que en seguida percibe su poder siniestro de manipulación.

Puede parecer una película sencilla, pero no lo es, porque no hay maniqueísmos, ni efectismos de ningún tipo para forzar la respuesta afectiva del espectador. Es una invitación sutil a mirar de otra manera la autenticidad de una historia. Es buen cine.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.