Mars Attacks!

Guión: Jonathan Gems.
Intérpretes: Jack Nicholson, Glenn Close, Annette Bening, Pierce Brosnan, Danny De Vito, Martin Short, Sarah Jessica Parker, Michael J. Fox, Rod Steiger, Tom Jones, Lukas Haas, Natalie Portman.
105 min.
Jóvenes-adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tim Burton revuelve de nuevo el baúl de sus recuerdos de infancia y homenajea las viejas películas de ciencia ficción, inspiradas en La guerra de los mundos, de H.G. Wells, donde los marcianos invaden la Tierra. Esas películas de serie B son el origen de Mars Attacks!, junto a una colección de cromos de los años 60 editada por Topps, un fabricante de chicles.

Jonathan Gems imagina una historia que deja a un lado el miedo por la suerte de los personajes, para seguir una inesperada veta humorística. La fidelidad a esta idea de tomar a broma la invasión alienígena proporciona gran parte de su solidez al film, una sucesión de gags muy divertidos, y casi siempre elegantes. A diferencia de Independence Day, no hay lugar para la épica o las llamadas al patriotismo; no se da esa mezcla desconcertante de dramatismo con humor.

Tim Burton sacrifica esta vez algo importante en sus films: el cariñoso dibujo de personajes. No hay aquí nadie a añadir a la entrañable galería de los Jack Skellington, Eduardo Manostijeras, Ed Wood… Pero este deliberado esquematismo ayuda a que aquello que les ocurre a los numerosos personajes no importe demasiado; lo que importan son las ideas o comportamientos que representan. Pues el film, entre bromas y veras, critica con humor mordaz los extremismos pacifistas y belicistas, la confianza ciega en la ciencia, el afán de riquezas, la telebasura, la espiritualidad New Age, el afán de grandeur en política y los escándalos sexuales de los políticos.

La concepción visual de las imágenes, basada en los colores chillones de unos cromos de curioso estilo kitsch, es magnífica. Los efectos especiales -digitales pese al deseo de Burton de recurrir a la animación fotograma a fotograma- recrean con originalidad los peculiares marcianos y sus naves espaciales, que en sus líneas simples se alejan de las elaboradas maquetas de La guerra de las galaxias o Independence Day.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares