Los Otros

TÍTULO ORIGINAL The Others

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director y guionista: Alejandro Amenábar. Intérpretes: Nicole Kidman, Fionnula Flanagan, Christopher Eccleston, Elayne Cassidy, James Bentley, Eric Sikes, Alakina Mann. 104 min. Jóvenes.

Reciente aún el éxito de sus dos primeros largometrajes -Tesis y Abre los ojos-, el joven director y guionista español Alejandro Amenábar ha puesto con Los Otros una sólida pica en Hollywood y ha vuelto a demostrar que su fulgurante carrera puede ser de muy largo alcance. En concreto, en este tenso drama de terror Amenábar confirma su facilidad para crear inquietantes atmósferas dramáticas, aunque desvela también las limitaciones de su visión del hombre y una cierta tendencia a intelectualizar en exceso los conflictos de sus personajes.

La trama es una nueva vuelta de tuerca -nunca mejor dicho- a las contradicciones del alma humana, desde unos planteamientos narrativos cercanos a los de Henry James, Daphne Du Maurier y otros grandes autores de la novela gótica. La protagonista es Grace, una bella mujer inglesa, culta, estricta y profundamente religiosa -católica, en concreto-, cuyo marido murió durante la II Guerra Mundial. Ahora, en 1945, vive en la isla de Jersey, encerrada en una solitaria mansión con sus dos hijos, un niño y una niña, ambos afectados por una extraña enfermedad que les hace mortalmente hipersensibles a la luz solar. La llegada de tres nuevos y misteriosos criados romperá la precaria serenidad del lugar, sobre el que aletea un pasado fantasmal y turbador, que pronto comienza a salir a la luz.

Siendo rigurosos, cabe reprochar la excesiva frialdad formal de varias secuencias especialmente dramáticas, lo que hace que el espectador se distancie de los personajes, y no sufra con ellos tanto como debiera. Además, este efecto se agrava con el enfoque casi pagano del cristianismo que ofrece Amenábar, aparentemente respetuoso, pero parcial en su exposición, tópico y superficial en sus críticas, e incómodamente ambiguo al enfrentar religión auténtica y espiritismo.

De todas formas, frente al hiperrealismo descarnado de tanto terror vulgar, Amenábar acierta plenamente en su exquisita puesta en escena, en la que pretende integrar la hipnótica capacidad de intriga de Hitchcock, el perturbador toque mágico de Spielberg y el trágico desgarro moral de Kubrick. A veces flaquea algún ingrediente de este sabroso cóctel; pero, en su esfuerzo, el joven director redescubre el inconmensurable valor de la elipsis, la insinuación, los planos subjetivos, los ruidos en off, los fuera de campo, en cuanto recursos que respetan la inteligencia del espectador sin dejar de incitar su imaginación. Esta opción se refuerza además con la poderosa fotografía de Javier Aguirresarobe y con la música del propio Amenábar, minimalista y hábilmente reiterativa. Por su parte, todas las interpretaciones son excelentes, especialmente la de Nicole Kidman, en el trabajo más complejo de su carrera.

De modo que, a pesar de sus limitaciones emocionales y antropológicas, Los Otros prolonga brillantemente la sugerente línea que une filmes como Rebeca y El sexto sentido, y se erige por el momento en la mejor película española de la temporada.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares