Llanto por la tierra amada

TÍTULO ORIGINAL Cry, the Beloved Country

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Darrell James Roodt. Guión: Ronald Harwood. Intérpretes: Richard Harris, James Earl Jones, Vusi Kunene. 106 min. Jóvenes.

África del Sur, 1946, poco antes de que se institucionalizase el apartheid. Las vidas de dos padres se cruzan por el destino trágico de sus hijos. Los prejuicios de un rico terrateniente blanco se endurecen cuando su hijo, activista de la igualdad racial, es asesinado por gente de color. A la vez, un piadoso reverendo negro descubre que su hijo está implicado en el citado asesinato.

Un título más se añade a la filmografía reciente sobre la problemática racial en Sudáfrica: Grita libertad, Una árida estación blanca, Un mundo aparte… Se trata de la adaptación de una novela de Alan Paton, que ya dio lugar en 1951 a un film protagonizado por Sidney Poitier. La historia tiene entidad, y dos formidables actores -James Earl Jones y Richard Harris- apuntalan la hondura dramática. Fallan sin embargo algunos de los engranajes del guión -demasiado acentuada la ingenuidad del pastor, poco justificado el personaje de su hija…-, que debilitan la progresión de la historia. El interés humano, la hermosa partitura de John Barry y la espléndida secuencia final del pastor justifican el visionado de la película.

José María Aresté