001

La lección de alemán

TÍTULO ORIGINAL Deutschstunde

PRODUCCIÓN Alemania - 2019

DURACIÓN 125 min.

PÚBLICOJóvenes-adultos

CLASIFICACIÓNSensualidad

ESTRENO11/12/2020

GÉNEROS

GUIONISTAS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Siegfried Lenz (1926-2014) es, con Günter Grass y Heinrich Böll, el escritor alemán más leído de la posguerra. Gran parte de sus obras y muy particularmente su emblemática novela Lección de alemán (Deutschstunde, 1968), traducida a 20 idiomas, gira en torno a la relación entre el deber y la culpa en el totalitarismo.

Sobre la novela se rodó, ya en 1971, una miniserie para televisión. Ahora, Christian Schwochow, nacido en 1978, que –gracias a su ya larga trayectoria, principalmente en el cine sobre la antigua RDA– es uno de los más destacados directores jóvenes alemanes, la adapta contando –como es habitual– con su madre, Heide Schwochow, como guionista.

La lección de alemán narra, en forma de flashback, la tortuosa relación entre el policía Jens Ole Jepsen y el pintor Max Ludwig Nansen –al que evidentemente sirve de inspiración Emil Nolde (1867-1956)–, pues el policía es encargado por las autoridades de Berlín de supervisar la prohibición de pintar con que se ha sancionado al que originalmente es su amigo. La obediencia ciega que lleva a una contradicción entre la obediencia y la responsabilidad personal está en el centro de la narración.

Para el director, lo especial de La lección de alemán es que Lenz relata “una historia sobre la Segunda Guerra Mundial, sin describirla con las imágenes habituales”; las “metáforas y asociaciones” del autor de la novela las traducen guionista y director principalmente trasladando la opresiva sensación a la naturaleza. Al margen de la relación entre policía y artista, el filme se concentra en una intensa y detallada descripción de la naturaleza, y en particular del viento en el áspero paisaje de Schleswig-Holstein, reproduciendo fielmente la riqueza cromática de la novela gracias a la gran labor de su habitual director de fotografía Frank Lamm y al cuidado diseño de producción.

Artículos relacionados