Kirikú y la bruja

TÍTULO ORIGINAL Kirikou et la sorcière

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director y guionista: Michel Ocelot. Música: Youssou N’Dour con la participación de Raymond Burlet. Dibujos animados. 71 min. Todos.

Kirikú es un niño pequeñito y muy veloz, que nació por sí mismo en un perdido e intemporal poblado africano. Independiente, generoso y valiente, Kirikú se enfrentará con la malvada bruja Karabá, que mantiene esclavizado a su pueblo desde que cortó mágicamente el caudal de su manantial y se comió a todos los hombres adultos. Además, cualquier intento de rebelión es reprimido por los crueles fetiches mecánicos de la bruja. Harto de la situación y tras salvar a los niños del pueblo de varias trampas de la bruja, Kirikú emprende un peligroso viaje a la Montaña Sagrada para pedir consejo a su abuelo, un sabio que conoce el secreto de la bruja.

Con esta original fábula infantil debuta en el largometraje Michel Ocelet, animador francés de origen guineano que ya se había ganado un merecido prestigio como autor de más de 30 cortos. A veces chirrían un poco los movimientos limitados de los personajes y la integración de la animación tradicional en los fondos digitales. Pero estos defectos se compensan con una realización fluida y sobre todo con un fascinante tratamiento del color, los ruidos y la música, a través del cual Ocelot intenta reflejar el alma africana. Más discutible resulta la permanente desnudez de los personajes -a ratos desagradable aunque no rompa el tono infantil-, así como su superficial exaltación de la voluntad humana “frente a las supersticiones y talismanes”, tras la que podría ocultarse una crítica sectaria a todas las religiones.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares