Giorgio, Lorenzo, Piero, Luisa, Virgilio y Francesca, todos ellos compañeros de instituto, veinte años después de su graduación vuelven a verse a causa de un error administrativo. Su promoción debe repetir la selectividad, el examen de madurez, maturità en italiano. Oficialmente son inmaduros.

El guionista y director italiano Paolo Genovese firma una simpática comedia en la que habla de los problemas de la inmadurez en personas que deberían ser maduras. La vuelta a los estudios para preparar el examen les permite recordar sueños pasados y hacer balance de su vida, afectivamente pobre.

La película es una obra menor pero es agradable, tiene buen ritmo y casi siempre se muestra amable (hay algún detalle zafio). Pone el dedo en la llaga de las diversas manifestaciones de egoísmo, narcisismo y falta de compromiso comunes en un tipo de adultos infantilizados de hoy día.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.