Infiltrados

TÍTULO ORIGINAL The Departed

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Martin Scorsese. Guión: William Monahan, Wai Keung Lau, Siu Fai Mak. Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, Mark Wahlberg, Martin Sheen, Ray Winstone, Vera Farmiga, Alec Baldwin, Anthony Anderson. 152 min. Adultos. (VXD)

En películas como “Malas calles”, “Uno de los nuestros”, “Casino” o “Gangs of New York”, Martin Scorsese ya ha dado su cruda visión de los grupos mafiosos en Estados Unidos y de sus espinosas relaciones con la policía. Y es de nuevo el tema central de “Infiltrados”, adaptación libre de la exitosa película hongkonesa “Infernal Affairs” (2002), de Wai Keung Lau y Siu Fai Mak.

La acción gira en torno a Frank Costello, el poderoso y cruel jefe de la mafia de Boston. Para acabar con él, el Departamento de Policía de Massachusetts infiltra junto a Costello a Billy, un joven policía, idealista y sacrificado, oriundo del mismo barrio del mafioso. Pero éste, a su vez, infiltra en la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Federal a Colin, otro joven del sur de Boston, que también se ha convertido en un prestigioso agente de la ley.

Fuera de la creciente angustia de ambos infiltrados ante la doble vida que llevan, esta película de Scorsese no afronta temas de entidad, y se limita a repetir la típica fórmula “policías corruptos frente a mafiosos crueles”, a la que tanto ha recurrido el género policiaco. Incluso, el creciente fatalismo de la trama -con el consiguiente endurecimiento de su violencia, sordidez y procacidad- acaba resultando irritante, artificioso y demasiado parecido al empleado por Scorsese en otras películas suyas. Así que esa escasa entidad dramática y moral del guión y esa desoladora crudeza devalúan la excelente dirección de actores y la impresionante puesta en escena, en la que Scorsese confirma su dominio de los encuadres, los movimientos de cámara, las formas de transición, las acciones paralelas, los efectos de montaje… En este sentido, “Infiltrados” es un brillante ejercicio de estilo, clásico y moderno a la vez, pero no cabe incluirlo entre los mejores filmes del veterano cineasta neoyorquino.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares