Hula Girls

Guión: Abraham Cahan, Lee Sang-il, Daisuke Habara, Joan Micklin Silver. Intérpretes: Yasuko Matsuyuki, Yû Aoi, Etsushi Toyokawa, Shizuyo Yamazaki, Shoko Ikezu. 110 min. Jóvenes.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La pequeña comunidad de Iwaki, al norte de Japón, vive por y para el carbón. En el pueblo el oficio de minero pasa de padre a hijo desde hace varias generaciones, y todos se enorgullecen de ello. En los años sesenta el petróleo sustituye al carbón como fuente de energía y la mina tiene que cerrar. Para salvar los puestos de trabajo, la empresa decide construir un parque temático de motivo hawaiano que atraerá turistas de todo el país; y trae de Tokio a una profesora de hula para enseñar a las jóvenes que trabajarán en el parque. La película cuenta, a través de los ojos de la joven Kimiko, la aventura que vivió la primera promoción de bailarinas del pueblo.

Destaca en la cinta su tono entrañable y costumbrista al narrar la vida de un pueblo, con sus momentos tristes y alegres, heroicos y ridículos. La historia del parque es una pequeña epopeya construida en torno a unos personajes llenos de vida, que conocen una interesante evolución y cargan sin problemas con el peso de la historia: Kimiko, su madre, su hermano y la señorita Madoka. Destaca también la gran profesionalidad de todo el equipo que ha trabajado con Lee Sang-il, director coreano afincado en Japón, que consiguió el galardón japonés a la mejor película del año 2006 (más los premios a director, guión, actriz y del público: en fin, arrasó).

No hay grandes sorpresas en Hula Girls, salvo el parecido que puede tener con Calabuch o con cualquier otra gran historia protagonizada por un pueblo. En alguna ocasión roza la cursilería, pero casi siempre es brillante y remata con una gran secuencia musical.