Horas de luz

Guión: José Ángel Esteban, Carlos López y Manolo Matjí. Intérpretes: Alberto San Juan, Emma Suárez, José Ángel Egido, Vicente Romero, Andrés Lima, Ana Wagener, Aitor Merino, Paco Marín. 98 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En 1987, un joven delincuente llamado Juan José Garfia asesinó fríamente a tres personas y dejó malheridas a otras dos. Fue condenado por ello a más de 100 años de prisión. Tras liderar una huida y varios motines, Garfia fue recluido en El Dueso, con un severísimo régimen de aislamiento. Inteligente y callado, supo mantenerse inmune a los castigos, y en ese infierno conoció a Marimar, una inquieta enfermera divorciada, madre de tres hijos pequeños, que se enamoró de él. Ese romance ayudó a Garfia a descubrir el amor y la culpa, e implicó a Marimar en la lucha legal por la mejora de las cárceles de máxima seguridad.

Sobre el papel, esta historia real ofrecía suficientes alicientes como para convertirse en un notable melodrama social. Pero el resultado final dista de esa calificación. Y es que, tras la poderosa y brutal recreación de los asesinatos de Garfia, la película discurre demasiado tiempo como un drama carcelario convencional, demasiado embebido en sordideces y brutalidades mil veces vistas. La cosa mejora un poco con el desarrollo de la historia de amor y el crecimiento moral de los personajes. Pero ni el previsible guión, ni la sólo correcta puesta en escena de Matjí (“La guerra de los locos”, “Mar de luna”), ni las esforzadas interpretaciones logran suficientes momentos con verdadera entidad emocional. Incluso se roza lo grotesco en alguna situación demasiado tópica. Queda así una película discreta y dura de ver, a la que sólo cabe agradecer su esfuerzo por transitar terrenos narrativos poco frecuentados por el cine español reciente.

Jerónimo José Martín