Good Bye Lenin!

Director: Wolfgang Becker. Guión: Wolfgang Becker y Bern Lichtenberg. Intérpretes: Daniel Brühl, Katrin Sass, Chulpan Khamatova, Maria Simon. 120 min. Jóvenes.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Esta producción alemana se alzó con el Premio Ángel Azul a la mejor película europea en el pasado Festival de Berlín. Su director y coguionista es Wolfgang Becker, y la protagonista, la excelente Katrin Sass. Pero lo mejor es su original argumento. En 1989, la señora Kerner es una convencida del socialismo real. Como ciudadana del Berlín comunista vive entregada al partido y a la difusión de su doctrina. Tras un infarto, entra en coma y, cuando despierta, meses después, Alemania ya ha sido reunificada y no existe más el telón de acero. Es entonces cuando Alex, su hijo, aprovecha la convalecencia de su madre en cama, para hacerle creer que nada ha cambiado y evitar que ella pueda sufrir un nuevo shock. Pero la mentira es cada vez más dificil de mantener.

Esta película navega entre el drama y la comedia, logrando un cóctel simpático. Se critica el comunismo a la vez que se desmitifica el capitalismo; se juzgan las mentiras que tan a menudo inventamos para doblegar la realidad a nuestros deseos; se ensalza el sacrificio de vivir para los demás, y se describe el tipo de sociedad en la que nos gustaría vivir. Sin embargo, lejos de ser un film que naufraga en la utopía, su propuesta principal son sus personajes, a veces mezquinos, llenos de luces y sombras, pero siempre vivos y creíbles.

Good Bye Lenin! es una película un tanto irregular, a veces muy esquemática, pero siempre en un formato espontáneo y ligero en el que nada resulta demasiado estridente. Los actores están estupendamente seleccionados y consiguen siempre la complicidad del público. De modo que queda una interesante metáfora de la caída de las ideologías.

Juan Orellana