Georgia

Director: Ulu Grosbard. Guión: Barbara Turner. Intérpretes: Jennifer Jason Leigh, Mare Winningham, Ted Levine, Max Perlich, John Doe, John C. Reilly. 115 min.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ha tardado un año en aparecer en España, y en exhibición reducida; a pesar de haber sido seleccionada en el Festival de Cannes 1995 para la sección “Un certain regard”, y de haber ganado diversos premios internacionales.

Se trata de una historia escrita por la guionista Barbara Turner, madre de Jennifer Jason Leigh, y basada en la propia realidad familiar, felizmente resuelta, no así en la ficción, que el director ha preferido dejar ambiguamente abierta. Dos hermanas dedicadas a la canción folk: una, Georgia (Mare Winninhgam), con éxito indiscutido y sin especial vocación o entusiasmo; y la otra, Sadie (Jennifer Jason Leigh), sin condiciones, pero entregada en cuerpo y alma a la canción. El director introdujo una variante decisiva en el guión: no hay odio entre las hermanas ni envidia, sino amor: admiración de la fracasada por la triunfadora, y desvelo de ésta por la que sufre, perdida en una vida inmoral, entre el alcohol, la droga, los amantes pasajeros… El amor introduce no sólo mayor riqueza espiritual y psicológica, sino muchos matices que adensan los sentimientos, en especial cuando se mezclan.

Ulu Grosbard mantiene casi siempre una contención visual muy correcta, poniendo así el acento de la destrucción personal en la interpretación, brillante, de Jennifer Jason Leigh. De hecho, la dirección de actores es uno de los grandes valores de la película; igualmente Mare Winningham está espléndida en su papel de cantante de éxito, sin apego a él, muy sola…, a pesar de ser madre de familia, estable, amada por su marido, por sus hijos.

Es cierto que algunos pasos de la historia, ciertos comportamientos de personajes secundarios…, quedan un tanto deshilvanados o inexplicados. Tal vez el montaje ha tenido que abreviar el ya largo decurso de casi dos horas, que en buena parte están ocupadas por música y canción. Unas veinte canciones magníficas, que hacen de esta película -además de los otros valores- una muy atractiva antología actual de la canción folk. Sobrecogedora y antológica es la interpretación que del tema Take Me Back de Van Morrison -espléndido poema canción- hace la misma Jennifer Jason Leigh.

Pedro Antonio Urbina

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares