Estallido (Outbreak)

Estallido

TÍTULO ORIGINAL Outbreak

PRODUCCIÓN EE.UU. - 1995

DURACIÓN 128 min.

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO07/04/1995

GÉNEROS,

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Inquietante película de intriga y acción que se aprovecha de la creciente preocupación por la salud en la sociedad actual. Narra los dramáticos esfuerzos de un grupo de investigadores del ejército norteamericano por controlar un virus letal que entra accidentalmente en Estados Unidos a través de un mono africano. El virus comienza a diezmar una pequeña ciudad y amenaza con extenderse a toda la nación. En su desesperada búsqueda de soluciones, los investigadores tendrán que resolver delicadas cuestiones éticas, agravadas por una turbia operación militar del pasado que implica negativamente al propio gobierno estadounidense.

Aunque no alcanza la gran calidad de su anterior película, En la línea de fuego, el alemán Wolfgang Petersen lleva a cabo una realización eficacísima, de ritmo trepidante, que mezcla a la perfección el puro despliegue de medios y efectos especiales con breves pasajes cotidianos, aparentemente triviales, pero que hacen que la trama resulte creíble y enormemente agobiante. A lograr este objetivo ayuda decisivamente un uso muy inteligente de la vibrante banda sonora de James Newton Howard y de la bella fotografía de Michael Ballhaus. También tienen gran importancia las convincentes interpretaciones, sobre todo la de Dustin Hoffman, que dota de una singular humanidad a su arquetípico personaje de héroe, en principio muy alejado de los papeles que suele interpretar.

El film contiene un duro alegato contra el desarrollo de las armas químicas y biológicas, y, en general, contra el cínico recurso a la razón de Estado como supuesta excusa en la comisión de actos inmorales. También se aprecian referencias implícitas a la necesidad de prevenir ciertas enfermedades contagiosas de especial incidencia social, como el SIDA. Sin embargo, todas estas reflexiones se mantienen en un nivel epidérmico, como suelen aconsejar los cánones del género de acción. Algo parecido cabe decir del tímido elogio de la unidad familiar que contiene la película. En todo caso, son detalles argumentales que enriquecen dramáticamente la simple sucesión aparatosa de secuencias de acción.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares