Al poco de nacer, una princesa es raptada por la bruja Gothel, quien la cría como hija suya, pero la mantiene recluida en una alta torre, sin puertas, para aprovecharse de las propiedades mágicas de su cabello. Cuando va a cumplir dieciséis años, la chica pide a su “madre” permiso para ver el mundo. No se lo concede: afuera es

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares