El crack cero

El crack cero

TÍTULO ORIGINAL El crack cero

PRODUCCIÓN España - 2019

DURACIÓN 120 min.

PÚBLICOJóvenes

CLASIFICACIÓNLenguaje soez

ESTRENO04/10/2019

GÉNEROS,

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Algún tiempo después del suicidio del sastre Narciso Benavides, Germán Areta detective privado, recibe en su oficina a una mujer que dice ser su amante y que quiere abrir la investigación pues está convencida de que el sastre fue asesinado.

Vamos por partes, El crack I y El crack II son, con mucho, lo mejor de Garci. Y eso es así porque el noir es esencialmente nostálgico y, sin duda, esa es la emoción que mejor trabaja el director. La nostalgia, que en otras de sus películas roza la cursilería, casa a la perfección con el negro clásico.

La precuela de El crack que se estrena ahora se mueve dignamente en ese clasicismo de locaciones nocturnas, humo, bares de tercera y restaurantes de lujo con elencos de secundarios, secretarias, taxistas, camareros, que rodean al héroe solitario, al detective.

El problema es que, en esta ocasión, en el ring está Garci contra Garci. Si no tuviéramos en la memoria El crack I y II, El crack cero se mantendría perfectamente en pie, pero la comparación la deja fuera de combate. Si no tuviéramos en la memoria al Germán Areta de Alfredo Landa, Carlos Santos estaría bien, pero el recuerdo de ese españolísimo Marlowe nos mata. Y lo mismo pasa con la historia de amor, que se queda corta al recordar la ternura que le imprimía María Casanova al duro de Areta.

Pero quizá lo que más se echa en falta en la precuela son las secuencias memorables de thriller a cámara lenta llenas de pasividad, parsimonia y tensión que encontrábamos en las anteriores. Escenas como el atraco en el bar de carretera con el que abría la primera o la escena del coche y el bidón de gasolina de la segunda parte, brillan por su ausencia en la tercera. En definitiva, el Garci de los 80 deja K.O. al actual; por eso, una buena opción sería aprovechar el estreno para disfrutar de la trilogía completa.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares