El buen nombre

Directora: Mira Nair. Guión: Sooni Taraporevala. Intérpretes: Kal Penn, Tabu, Irrfan Khan, Jacinda Barrett, Zuleika Robinson. 122 min. Jóvenes. (XD)

Calcuta, 1977. Tras sobrevivir a un grave accidente de tren, Ashoke Ganguli se casa con Ashima, una bella cantante de música tradicional india. Al poco, ofrecen a Ashoke un trabajo ventajoso en Nueva York, así que el matrimonio se traslada y se instala en un modesto piso del extrarradio. En su nueva ciudad nacerán y se criarán sus dos hijos: un chico y una chica. Al chico le ponen como primer nombre Gógol, en homenaje al famoso escritor ruso, una de cuyas obras está misteriosamente relacionada con la vida de Ashoke. Mientras los padres trabajan y se sacrifican para que sus hijos tengan más oportunidades que ellos, a Gógol le cuesta mantener la vinculación con la cultura india tradicional, que sus padres han preservado con gran esfuerzo. Y un día decide cambiarse de nombre.

Sorprende el tono introspectivo, sereno y ponderado del guión de Sooni Taraporevala, que adapta la novela de Jhumpa Lahiri. Mira Nair (Mississippi Masala, La boda del monzón, La feria de las vanidades) responde con una medida dirección de actores, especialmente eficaz con la actriz india Tabu, que encarna a Ashima con una hondura moral y una emotividad enormes. A ratos, la puesta en escena de Nair quizá se contagia demasiado del tono literario del guión, y cae en una parsimonia excesiva. Pero son defectos leves que nunca rompen el entrañable retrato familiar que propone la película. Un retrato que exalta lo mejor de las tradiciones indias, especialmente en cuanto al respeto mutuo entre padres e hijos, la educación en la responsabilidad y la religiosidad. A la vez, se pone el dedo en muchas de las llagas del materialismo occidental, presentado como peligrosamente individualista y hedonista, frívolo respecto al sexo y al amor, consumista hasta el hartazgo, y descreído, cínico y desencantado.

Resulta así una sugerente reflexión sobre la integración pacífica y enriquecedora de las culturas, y sobre los traumas de muchos hombres y mujeres actuales. Dirigida e interpretada con vigor, cuenta además con una espléndida banda sonora de Nitin Sawhney, que incluye varias canciones indias muy bellas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares