Días de cine

Director y guionista: David Serrano. Intérpretes: Alberto San Juan, Nathalie Poza, Miguel Rellán, Fernando Tejero, Luis Bermejo. 104 min. Adultos. (XD)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Madrid, 1977. Federico, un joven dramaturgo, profundamente antifranquista, ansía dirigir su primera película, a partir de un guión escrito por él mismo, sobre unos mineros que se alzan contra la explotación que sufren. Pero la situación política española todavía no está clara, y Federico topa con la censura. Sólo podrá realizar su película con ayuda de un veterano y avispado productor, que insiste en que el filme se transforme en un musical de destape, protagonizado por la famosa cantante folclórica Silvia Conde. Pero a ésta la cuida y asesora un cariñoso homosexual, que le insiste para que no se rebaje a las pretensiones del productor.

Al igual que en “Días de fútbol” -su debut como director-, David Serrano demuestra a ratos su oficio como guionista -escribió “El otro lado de la cama” y “Los dos lados de la cama”- y su capacidad para la dirección de actores. Así, arranca algún momento emotivo y auténtico a sus actores, especialmente a Miguel Rellán -espléndido en todo momento-, Nathalie Pozas -plena de recursos dramáticos y cómicos- y Fernando Tejero. Pero, frente a ese 5% aprovechable, se impone un 95% de zafiedades casposas, humor grotesco y anticlericalismo de opereta. Un cóctel muy indigesto, durante cuya elaboración la cinta va cayendo en todos y cada uno de los defectos del cine del destape setentero, al que supuestamente critica. Además, su sabor se agria todavía más por culpa de un irritante cinismo, en el que el director-guionista desvela su visión radicalmente pesimista del ser humano, al que siempre presenta dominado por sus más bajas pasiones.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares