Collateral

Director: Michael Mann. Guión: Stuart Beattie. Intérpretes: Tom Cruise, Jamie Foxx, Jada Pinkett Smith, Mark Ruffalo, Javier Bardem. 120 min. Jóvenes-adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A sus 61 años, Michael Mann es un director muy experimentado. “El último mohicano”, “Heat”, “El dilema” y “Ali” nos permitieron comprobar que, además de filmar muy bien las secuencias de acción, Mann era capaz de un vigor narrativo sobresaliente, aun en películas que no acababan de ser redondas, especialmente por problemas de ritmo. La idea original del guionista de “Collateral”, el australiano Stuart Beattie, no perseguía meterse en la mente de un asesino a sueldo. Esa era ya una historia contada. Se trataba más bien de dar una vuelta de tuerca a una situación común y universal: ¿Quién no ha hecho buenas migas con un taxista? Un espacio reducido -el habitáculo de un vehículo-, dos desconocidos y una conversación.

Las buenas historias hay que contarlas bien y eso depende de las opciones que se tomen. Beattie lo demostró en “Piratas del Caribe” y vuelve a hacerlo en “Collateral”. Max (un gran Jamie Foxx) lleva doce años trabajando como taxista en Los Ángeles. Hace turno de noche porque hay menos tráfico y los clientes son más generosos con las propinas, quizás porque llegan a su destino en menos tiempo del previsto. A vista de retrovisor, el asiento trasero se convierte a veces en un confesonario. Vincent (Tom Cruise, sólido como casi siempre) es un asesino a sueldo y viene a trabajar.

Un magnifico reparto se une a un equipo técnico de lujo para cerrar una película muy fluida que en bastantes momentos se mueve en el territorio de lo sobresaliente. Michael Mann sortea con habilidad los obstáculos que suelen presentarse en este tipo de argumentos cerrados, con voluntarias limitaciones espacio-temporales. Es brillante la localización en una de las ciudades más filmadas por el cine, una magnética megalópolis nocturna retratada de manera portentosa gracias a las prestaciones de varias cámaras digitales de última generación, con las que se rodó el 80% del metraje. La música de James Newton Howard (brillante en “El Bosque”) no está a la altura del soberbio trabajo de montaje y diseño de producción. Pero, insisto, lo que merece la pena estudiar es el guión. Canela en rama.

Alberto Fijo

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares