Belleza prohibida

TÍTULO ORIGINAL Stage Beauty

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Richard Eyre. Guión: Jeffrey Hatcher. Intérpretes: Billy Crudup, Claire Danes, Rupert Everett, Tom Wilkinson, Ben Chaplin, Hugh Bonneville, Richard Griffiths, Edward Fox, Zoë Tapper. 110 min. Adultos, con reparos.

Como es sabido, en el teatro del siglo XVII, en países como Gran Bretaña, los papeles femeninos eran interpretados por hombres. Richard Eyre, experimentado director del Royal Nacional Theatre, lleva a la pantalla la historia de uno de esos actores especializados en interpretar mujeres, que tiene como asistente a una mujer, María, que le admira y sueña con ser actriz, aunque sea en la clandestinidad.

El argumento quiere ser tremendamente original, cáustico y desmadrado, dando una vuelta de tuerca a la inversa a “Shakespeare in Love” pero lo que termina consiguiendo (más aún que en la película de John Madden) es una acumulación de tópicos manidos, con profusión de sexo -también homosexual- y diálogos de cloaca. Los personajes pagan esos excesos y la historia se va llenando de una ambigüedad que no logra disimular la torpeza del guión.

Causa lástima el desperdicio de actores excelentes. Claire Danes vuelve a demostrar gran talento, con una mirada y una presencia de raro magnetismo, dando la replica a un gran Billy Crudup. El equipo técnico, por su parte, hace un trabajo bastante bueno. Pero el viaje hacia un clímax bastante vistoso y muy bien rodado (la representación de la muerte de Desdémona en el “Othello” de Shakespeare) no merece la pena. Con más sensibilidad, con más amor al teatro, con un humor más sutil, con algo que se llama elegancia y buen gusto, la película podría haber sido muy buena.

Alberto Fijo

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares