And the winner is… Bollywood

Uno más y hace pleno. Tenía 10 nominaciones, podía ganar 9 Oscars (en una categoría “concursaba” 2 veces) y, al final, se llevó 8. Slumdog Millionaire ha sido la gran ganadora de una edición de los Oscars que ha brillado por la calidad de las nominadas y la arriesgada apuesta del palmarés.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Partía como favorita, entre otras cosas, por la carrera imparable de laureles (4 Globos de Oro y 7 Bafta). Pero en los días anteriores a la Gala de los Oscar, los analistas de estos premios -que se prestan como pocos a las quinielas- dudaban si la todopoderosa Academia de Hollywood iba a tener la valentía de poner en lo más alto una película rodada al margen de la industria americana. Y al margen no solo en términos económicos y geográficos (la cinta, dirigida por un director británico con intérpretes desconocidos, costó 15 millones de dólares y se rodó en la India), sino también estéticos y de contenido: Slumdog Millionaire es un homenaje al cine de Bollywood y, en medio de la crudeza de la historia que cuenta, desprende optimismo y esperanza por todos los poros.

Además, Slumdog Millionaire tenía enfrente un gran contrincante, El curioso caso de Benjamin Button. Un ejemplo de todo lo contrario: una superproducción millonaria (200 millones que pagaron entre dos majors), con actores archiconocidos, basada en un cuento de un escritor-leyenda americano (Scott Fitzgerald) y con un mensaje desencantado sobre el paso del tiempo.

Estos analistas preveían que, quizás en tiempos de crisis, el poderío económico y técnico y el glamour de Benjamín Button resultara premiado. Por otra parte, en los últimos 20 años, solo tres películas de bajo presupuesto se habían llevado el premio gordo: Crash, American Beauty y Paseando a Miss Daisy. Pero parece que los académicos han pensado otra cosa: en tiempos de crisis más vale una buena dosis de talento, trabajo, sobriedad y confianza.

Al final, Slumdog Millionaire ganó ocho estauillas (película, director, guión adaptado, fotografía, montaje, banda sonora, canción y sonido): es decir, casi todo, y perdió El curioso caso de Benjamin Button, que de las 13 candidaturas a las que accedía solo consiguió tres merecidos premios técnicos (dirección artística, efectos visuales y maquillaje/peluquería).

En el resto de categorías, acertaron casi todas las quinielas. Eran premios cantados los de Kate Wislet (mejor actriz por The Reader), Penélope Cruz (mejor secundaria por Vicky Cristina Barcelona) y Heath Ledger (mejor secundario por El caballero oscuro). Wall·E no tenía rival en la categoría de mejor película de animación y la Academia había gastado ya su dosis de valentía e innovación, por lo que no dio a esta joya de Pixar el que hubiera sido un merecido Oscar al mejor guión original. Este premio se lo acabó llevando Mi nombre es Harvey Milk, que recibió otra estatuilla por la actuación de Sean Penn.

Finalmente, sorprendió el Oscar a mejor película de habla no inglesa donde las favoritas -la francesa La clase y la israelí Vals con Bashir quedaron derrotadas por la japonesa Departures.


Palmarés de los Oscars 2009

Película: Slumdog Millionaire
Director: Danny Boyle, por Slumdog Millionaire
Actor: Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk
Actriz: Kate Winslet por The Reader (El lector)
Actor de reparto: Heath Ledger por El caballero oscuro
Actriz de reparto: Penélope Cruz por Vicky Cristina Barcelona
Película extranjera: Okuribito (Departures): Japón.
Documental: James Marsh y Simon Chinn, por Man on Wire
Película animada: Wall·E, de Andrew Stanton
Guión original: Dustin Lance Black, por Mi nombre es Harvey Milk
Guión adaptado: Simon Beaufoy, por Slumdog Millionaire
Fotografía: Anthony Dod Mantle, por Slumdog Millionaire
Montaje: Chris Dickens, por Slumdog Millionaire
Sonido: Ian Tapp, Richard Pryke y Resul Pookutty, por Slumdog Millionaire
Música: A.R. Rahman, por Slumdog Millionaire
Canción original: Sampooran Singh Gulzar (Jai Ho), de A.R. Rahman, por Slumdog Millionaire
Dirección artística: Donald Graham Burt y Victor J. Zolfo, por El curioso caso de Benjamin Button
Edición de sonido: Richard King, por El caballero oscuro
Efectos especiales: Eric Barba, Steve Preeg, Burt Dalton y Craig Barron, por El curioso caso de Benjamin Button
Vestuario: Michael O’Connor, por The Duchess
Maquillaje: Greg Cannom, por El curioso caso de Benjamin Button
Cortometraje de Ficción: Spielzeugland, de Jochen Alexander Freydank
Cortometraje Documental: Smile Pinki, de Megan Mylan
Cortometraje Animado: La Maison en petits cubes, de Kunio Katô

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares