Algunos días en septiembre

TÍTULO ORIGINAL Quelques jours en septembre

GÉNEROS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director y guionista: Santiago Amigorena. Intérpretes: Juliette Binoche, Sara Forestier, Tom Riley, John Turturro, Mathieu Demy. 110 min. Jóvenes-adultos. (VX)

El argentino Santiago Amigorena debuta con esta coproducción europea ambientada en París y Venecia, antes de los atentados del 11-S. Una ex agente del servicio de inteligencia francés, ahora dedicada a formar espías, recibe una llamada de un buen amigo, agente de la CIA, que le pide un favor. El norteamericano (Nick Nolte), perseguido y en grave peligro, quiere reunirse con su hija y con el hijo de su segunda mujer.

Lo que inicialmente podría parecer una película de género -un parsimonioso “thriller” de espías- se convierte rápidamente en un drama metáforico de cocción lenta. Amigorena utiliza el enconado enfrentamiento entre la resentida hija francesa que odia a su padre y el hijastro norteamericano que lo admira para poner en evidencia el desvarío de la política norteamericana en general y de sus servicios secretos en particular.

Amigorena, avalado por el prestigioso productor portugués Paulo Branco, ha contado con unos actores magníficos, liderados por una gran Juliette Binoche, enfrentada a un psicópata, asesino a sueldo (John Turturro, que se autoparodia sin rubor). La puesta en escena tiene fuerza y hay tensión. El problema es que la película es muy irregular y se estanca con frecuencia al no encontrar el equilibrio que evite la confusión entre los géneros implicados que hemos mencionado más arriba. El recurso a un idilio entre los jóvenes para simbolizar la relación amor-odio entre EE.UU. y Francia no termina de funcionar. Hay una acusada tendencia a esa pedantería petulante de buena parte del cine serio francés.

Alberto Fijo

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares