187

Director: Kevin Reynolds. Guión: Scott Yagemann. Intérpretes: Samuel L. Jackson, John Heard, Kelly Rowan, Clifton González, Tony Plana. 105 min. Adultos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Trevor da clases en un conflictivo instituto de Brooklyn. Un mensaje anónimo con tres cifras -187, el código policial de homicidio- le inquieta. No sin motivo, pues al ser apuñalado por un alumno al que ha suspendido, su vida cambia por completo. Trata de rehacerla en Los Ángeles. Pero su nuevo instituto también tiene en sus aulas alumnos conflictivos.

Scott Yagemann, el guionista, ha trabajado varios años en la enseñanza pública, y trata de alertar sobre la degradación del sistema educativo estadounidense, que puede acabar con la ilusión del profesor más dotado. La película se adentra en el conflicto de un profesor que, pese a sus cicatrices, trata de ayudar a los alumnos que se esfuerzan, apoyándose en la oración y en la seguridad de que lo suyo es enseñar. Pero algo se ha roto en su interior, y los enfrentamientos con los jóvenes difíciles dan a la película un giro inesperado. Es quizá esta parte, en que el film se convierte en un thriller, la más artificial.

Kevin Reynolds (Robin Hood, príncipe de los ladrones, Waterworld), apoyado por Icon -la productora de Mel Gibson-, acomete un film alejado de su estilo. Aunque no salga del todo airoso, hay que reconocerle el mérito de ofrecer una película de profesores que se aleja de algunos convencionalismos. Hay buenas ideas profesor en el aula enfocado, y los alumnos fuera de foco, modo visual de mostrar sus distancias insalvables después del suceso traumático que inicia el film-, y un gran trabajo interpretativo de Samuel L. Jackson.

José María Aresté