Lupita Nyong'o
Simon Kinberg dirige un Ocean’s 8 en clave James Bond. Pasable, pero muy convencional.
Curioso cruce entre película de terror y comedia disparatada. Tiene grandes momentos, pero es demasiado basta para ganarse al gran público.
Espectacular adaptación del conocido relato de Rudyard Kipling, hecha por un cineasta acostumbrado a los cómic de Marvel y dirigida a un público amplio.
Un caso que podría haber firmado Agatha Christie: goteo de asesinatos dentro de un avión en vuelo; todos parecen sospechosos. Buen trabajo de Liam Neeson.
La película ganadora del Oscar 2014 es un retrato áspero y brutal de la esclavitud y el racismo que logra lo que pretende: para perdonar hay que conocer.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.