Pedro López Algora

En estos veintiséis relatos y una “a modo de autobiografía”, Atxaga logra una fácil conexión con el lector gracias a un estilo natural y muy variado.