·

Adam Shankman
Buenos números musicales, pero el guion caricaturiza a los personajes y los pone en situaciones tan grotescas que dan vergüenza ajena.
Original comedia familiar, estropeada en parte por el recurso a un humor tosco.
Una adolescente de Baltimore de los años 60 sueña con acudir al Corny Collins Show, un programa de baile de la televisión local. ¿Es esta una gran película? La respuesta es no.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.