Ocio
El ocio no debe verse, en ningún caso, como un medio para incrementar posteriormente la productividad del trabajador.
Una selección de películas, series, novelas, ensayos y videojuegos para afrontar los días de reclusión por la crisis del coronavirus.
La OMS incluirá en su catálogo de enfermedades el “trastorno por adicción a los videojuegos”. Para algunos expertos, sin embargo, es el síntoma de otros padecimientos, no una enfermedad “per se”.
El auge de los “e-sports” ofrece la oportunidad de ganar dinero en competiciones de videojuegos, y algunos jóvenes la aprovechan, pero en detrimento de sus estudios.
El modelo de ocio gregario de las macrofiestas juveniles es cuestionado tras las muertes en el Madrid Arena.
De un tiempo a esta parte, los ayuntamientos de muchas ciudades españolas han puesto en marcha ofertas de ocio alternativo con tal de facilitar otras formas de diversión nocturna. Estas iniciativas pretenden ofertar actividades de choque contra los riesgos del ocio nocturno.
Asistir a un concierto de U2 o Stereo Suite; oír los mítines de Sarkozy o Royale; comprar en Berskha; escuchar jazz desde un pub de Nueva Orleans o pasearse por las mejores galerías y exposiciones…
En Estados Unidos hay más de 400 parques de atracciones. En los últimos años se han centrado en ofrecer experiencias cada vez más excitantes. Con ello han perdido clientes entre niños, padres y abuelos. Ahora los parques han reforzado las diversiones para toda la familia, cuenta Daniel Wood en "The Christian Science Monitor" (3 julio 2006).
1 / 212

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.