Reproducción Asistida
La criba embrionaria en la fecundación artificial se quiere ampliar de las deficiencias genéticas al riesgo de padecer enfermedades.
Razones económicas o de independencia personal pueden incidir en que se retrase el momento de tener hijos, con consecuencias inciertas.
La apertura de la procreación asistida a parejas de lesbianas da lugar a la creación de ficciones jurídicas.
El proyecto de ampliar la reproducción asistida a mujeres solas y parejas de lesbianas suscita contestación en Francia.
The Economist
Los inversores están inyectando mucho dinero en compañías dedicadas a la fecundación artificial.
Tanto el comercio sexual como el turismo reproductivo significan la cosificación de la mujer.
Alana Newman, hija de donante anónimo de esperma, quedó cautivada por la doctrina católica sobre el amor humano, y destaca su valor en un documental por los 50 años de la encíclica “Humanae vitae”.
The New York Times
La posibilidad de fallos en los sistemas de conservación ha demostrado ser muy real, y es algo que no todas las clínicas reconocen.
El creador dijo que no había destruido embriones, pero desechó tres y perdió uno.
Se dice que el primer niño con mitocondrias de donante se ha conseguido sin destruir embriones, pero eso es muy dudoso.
La técnica podría no servir para evitar la transmisión de enfermedades mitocondriales.
El Tribunal Constitucional confirma que un embrión creado mediante fecundación artificial solo puede ser destinado a la gestación, como establece la ley vigente.
Le Monde
El Dr. Jacques Testart advierte que poner las técnicas de reproducción asistida al servicio de los deseos, sin justificación terapéutica, abre una escalada que conduce a la eugenesia.
El País
En una columna en El País, el filósofo Fernando Savater critica la idea de alcanzar artificialmente la paternidad privando al hijo del otro progenitor.
Se extiende la transferencia de embriones congelados a parejas que no pueden tener hijos, aunque no es muy efectiva ni da solución a los millones de embriones que aguardan indefinidamente.
Solo un 25% de los tratamientos dieron lugar a un nacimiento.
Reconocen que los hijos tienen derecho a saber quiénes son sus padres genéticos.
Recientes decisiones judiciales en Francia y Reino Unido sobre los derechos parentales de parejas homosexuales, ilustran cómo ciertos reclamos de este colectivo traen consecuencias inesperadas.
El biólogo francés Jacques Testart hace una llamada de atención ante el recurso a la fecundación artificial para resolver problemas no médicos o con fines eugenésicos.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.