Precios del petróleo: no llueve a gusto de todos

Semanas atrás, cuando el presidente venezolano afirmó que, pese al desplome global de los precios del petróleo, “Dios proveerá”, algún jocoso autor redactó una “respuesta” de Dios: “Mi pequeña y hermosa criatura: ya yo proveí”, en la que le citaba una extensa lista de recursos naturales aprovechables —la riqueza petrolera en primer lugar, pero no la única— y de personalidades

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares