NetAid: internautas contra la pobreza

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 4s.

Internet se ha convertido también en un instrumento para combatir la pobreza. Con este propósito ha sido lanzado NetAid (www.netaid.org), una iniciativa impulsada por la PNUD (Programa de la ONU para el Desarrollo) y Cisco Systems (líder mundial en equipos para redes) que servirá para conectar a todas las personas preocupadas por la pobreza en el mundo y les enseñará cómo pueden ayudar.

Los que visitan el sitio descubren países, la situación de los refugiados, el problema de la deuda y examinan por sí mismos las ONGs, organismos de la ONU y comunidades que están solicitando ayuda. Asimismo, pueden participar en foros y ponerse en contacto con otras personas preocupadas por el problema de la pobreza.

NetAid dispone de 1.500 servidores repartidos en 90 ciudades de los cinco continentes. El sitio está capacitado para recibir un millón de peticiones por minuto y realizar 125.000 transmisiones de vídeo simultáneamente.

Con esta iniciativa, la PNUD y Cisco pretenden impulsar de nuevo la cooperación internacional y acabar con el escepticismo que planea actualmente sobre algunas grandes entidades de ayuda al desarrollo. Ambas instituciones quieren acabar con la mala fama de despilfarro y corrupción que han adquirido las grandes agencias y prestarles mayor eficacia.

Las ventajas son evidentes en algunos casos. Los médicos africanos tienen la posibilidad de acceder a periódicos especializados y así mantenerse más fácilmente al día. En Bután, donde ya disfrutan de la ayuda del Programa de la ONU para el Desarrollo, los agricultores pueden comunicarse entre sí y también conocer los precios mundiales de las mercancías, ambas cosas gracias a Internet. Numerosos países caribeños han experimentado las ventajas del comercio electrónico y han convencido a inversores extranjeros para que se establezcan en su país. La libertad de expresión, debido a la dificultad de la censura en Internet, es otro factor positivo más.

Sin embargo, todas estas ventajas contrastan con la minúscula proporción de personas con acceso a Internet en las regiones necesitadas, como el África subsahariana, cuya población es el 9% del total mundial.

Paliar esta deficiencia será parte de la misión de NetAid, que no sólo pretende ayudar a que la situación real de la pobreza sea conocida, sino también a que en los rincones más modestos se pueda tener una conexion a Internet que permita no estar aislado del mundo.