¿Menos uranio, más humos?

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El accidente en la central nuclear japonesa de Fukushima, a causa del terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo, ha puesto en entredicho la energía atómica, aunque no en todo el mundo ni mucho menos. La mayor consecuencia hasta ahora ha sido que Alemania haya acelerado su programado parón nuclear. También algunos otros países han tomado decisiones semejantes, pero que lo haga la cuarta economía del mundo tiene repercusión internacional. La cuestión no es si se puede prescindir

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares