La ayuda del Estado como red de seguridad para los pobres

La exitosa campaña llevada a cabo hace unos días en España por Banco de Alimentos ha vuelto a poner de manifiesto la buena disposición de los ciudadanos a arrimar el hombro en tiempos de vacas flacas. Pero la lucha contra el hambre y la pobreza exige también un empeño continuado por parte del Estado, que se traduzca en programas sociales eficaces. Bolsa Família, en Brasil, y los cupones de comida, en Estados Unidos, son dos buenos ejemplos. Bolsa Família funciona

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares