África atrae a los fondos de inversión

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 5s.

Un signo de que algo está cambiando en la economía africana es que ahora atrae cada vez más fondos de capital-inversión dedicados a los mercados emergentes, hecho inimaginable hace algunos años. En 2007, estos fondos invirtieron 3.000 millones de dólares en los países africanos.

La mejora del clima de negocios y del marco jurídico y administrativo ha hecho que la inversión privada retorne a África y tome el relevo de las instituciones públicas que proporcionaron inversiones en los años noventa. Según el informe “África, tierra de inversión”, cuyos autores escriben un artículo en el suplemento de economía de Le Monde (10-06-2008), África atrae el 7% del dinero de los fondos de capital-inversión dedicados a los mercados emergentes, casi al mismo nivel que Latinoamérica (8%) y Rusia (10%). El gran imán de estas inversiones sigue siendo el Asia del Sudeste, con el 58% del total.

Los fondos de capital-inversión (private equity) entran en el capital de una empresa para permanecer varios años antes de vender su participación. Esto conviene a las empresas africanas, que necesitan capitales extranjeros a largo plazo y se benefician del acompañamiento estratégico de estos inversores. La buena rentabilidad que están obteniendo estos fondos hace que un creciente número de inversores privados (de Norteamérica, Rusia y países árabes), pero también africanos (de Nigeria, Sudáfrica y del Magreb), estén siguiendo esta línea.

El artículo se refiere a algunas empresas africanas exitosas que se han beneficiado de estas inversiones. Como Celtel, sociedad de telefonía móvil fundada en 1998 por el sudanés Mo Ibrahim, que hoy está presente en 15 países, emplea a 5.000 personas y da servicio a 27 millones de clientes. Otra es una empresa más pequeña, Camed, central de compra de productos farmacéuticos en Malí, especializada en la importación y distribución de genéricos.

Por ahora, los fondos se han interesado principalmente por algunos grandes mercados anglófonos (África del Sur, Nigeria) y del Magreb (Marruecos, Egipto, Túnez). También se han concentrado en sectores avanzados (telecomunicaciones, servicios financieros, distribución). Además, las inversiones dedicadas a la creación de empresas (capital-riesgo en sentido estricto) son todavía la excepción. Pero los autores del informe (Romain Geiss, Jérémy Hajdenberg y Maïa Renchon) creen que estas inversiones pueden servir para favorecer la diversificación de las economías africanas.