NuclearCorps

Nuclear Corps: Veterans in Fukushima

VERSIÓN ANALIZADA PS4

IDIOMA Textos en español

PEGI 7

CONTENIDOS Violencia, Miedo

PRECIO12,99

GÉNEROS JUEGOS

PLATAFORMAS,

DISTRIBUIDORAS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

No son pocos los juegos que avisan del peligro del descontrol nuclear y sus consecuencias. Sin ir más lejos, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain lo dejaba bien claro y de hecho premiaba a los que destruyeran armas nucleares, aunque toda la saga era en sí un llamamiento a la desnuclearización.

Mucho más humilde, con muchos menos medios, pero con gran cantidad de ilusión y trabajo, llega Nuclear Corps: Veterans in Fukushima, realizado por el estudio español Jokoga Interactive bajo el paraguas de PlayStation Talents, y hay que reconocer que le han puesto ganas. Nos iremos a un escenario histórico como es el de Fukushima, tristemente famoso por el accidente nuclear de 2011, donde manejaremos a tres personajes inusuales para frenar el escape de radiación de la central. Decimos inusuales porque son tres ancianos, sin duda algo llamativo.

Inspirado en los arcades de los 90, haremos frente a hordas de criaturas mutantes, combinando las diferentes habilidades de los personajes. Y la verdad es que se complementan muy bien: uno tiene un gancho para sortear grandes distancias, otro tiene un escudo de energía, y otro, una pistola de rayos para acabar con los enemigos.

Es verdad que se le puede achacar su gran brevedad, lo poco variado de los enemigos y que estos cuenten con una ventaja realmente llamativa: una vez que nos vean, pueden atravesar cualquier tipo de objeto hasta llegar a nosotros, además de ser inmunes a lo que a nosotros nos daña. Suponemos que son errores de programación que será corregidos, pero le añade un poco de dificultad que, dicho sea de paso, es bienvenida. También se debería arreglar el disparo, muy poco fiable y preciso.

En todo caso, la mayor pega es no poder jugarlo en compañía, ya que no hay multijugador, algo que limita muchol, puesto que son tres personajes. Pero también se entiende, dados los límites del proyecto en sí: jóvenes estudiantes con muy pocos medios. Eso sí, se han traducido los textos y están en castellano. La música es casi inexistente y los efectos sonoros son muy humildes.

Como no hay violencia desagradable, es un título al que pueden jugar los más jóvenes. Los mayores no encontrarán en él un gran desafío y, desde luego, echarán de menos más contenido. Un juego que, como tantos otros, vuelve a demostrar que en España hay mucha gente deseando desarrollar buenas ideas y, con los medios y el apoyo adecuado, pueden sorprender.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.